logo2

ES | EN | PT

ANÁLISIS ESPACIO-TEMPORAL DE ISLAS DE CALOR URBANAS

Una de las principales ventajas de poseer datos meteorológicos de diversos puntos para una determinada región, en este caso para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), es que se puede realizar un muestreo de la misma y de esta manera encontrar nuevos patrones de comportamiento.

Particularmente, el análisis de las series históricas de temperaturas máximas, permite detectar la evolución y el desplazamiento de un frente cálido en un nivel espacial. Consecuentemente resulta una excelente herramienta para identificar la aparición y el progreso de las islas de calor urbanas. Identificando las áreas problemáticas, es posible planificar medidas de mitigación para este fenómeno (como el desarrollo de superficies arboladas, o cuerpos de agua, entre otras) de forma más efectiva.

Se conoce como “isla de calor” a cualquier isoterma cerrada que envuelve una zona de temperatura mayor que la de sus alrededores. Este concepto suele usarse comúnmente al referirse a las zonas urbanas donde la temperatura es mayor que en las periferias suburbanas. Dicha diferencia de temperatura oscila entre los 3°C y los 5°C, pero puede alcanzar valores mayores si se presentan ciertas condiciones especiales.

En el video que se muestra a continuación se puede ver cómo cambian los frentes cálidos en la región del AMBA desde el 01 de octubre de 2014 hasta el 31 de enero de 2015.

 

   

 

Figura 1. Video sobre la evolución de los frentes de calor en la ciudad de Buenos Aires para un período de cuatro meses entre la primavera y el inicio del verano.

Por otro lado, dado que la aplicación de medidas efectivas de mitigación de este efecto requiere de un conocimiento detallado del comportamiento espacio-temporal de la isla de calor, poseer información georeferenciada de temperaturas permite desarrollar una metodología para el trazado de isotermas a partir de la combinación de un gran número de estaciones meteorológicas presentes en el AMBA.

Aún más, si se realizan pronósticos para diversos puntos de la región y luego se trazan las curvas a partir de los mismos, es posible prever la aparición de las islas de calor, como se muestra en la Figura 2, y consecuentemente llevar a cabo medidas de planificación a priori. Estos pronósticos fueron realizados empleando una combinación de modelos basados en Programación Genética y Redes Neuronales Artificiales del carácter de los ejemplificados en los diversos Climalabs.

 

Figura 2. Comparación de las isotermas entre las mediciones y las predicciones realizadas con diversos horizontes de pronóstico.

A continuación listamos algunas noticias sobre el efecto ola de calor en Buenos Aires en los medios para comprender la relevancia de poder desarrollar estrategia inteligentes para enfrentar estos fenómenos:

- Olas de calor (Diario La Nación)

- Alerta amarilla por la ola de calor en Buenos Aires (Diario La Nación)

- Ola de calor en Buenos Aires (Diario La Nación)

- Alerta amarilla en Buenos Aires (Diario La Nación)

En BerecoLabs estamos desarrollando éstos y otros modelos para comprender cómo se desarrollan estos fenómenos naturales y cuáles son sus impactos. Lo cual nos permite crear nuevas herramientas de gestión para disminuir la vulnerabilidad de los territorios y volverlos más resilientes.