Análisis de ecobicis.


En la actualidad, tanto en Buenos Aires, nuestra ciudad de análisis, como muchas otras urbes de países en vías de desarrollo, existe un sistema de transporte que se encuentra colapsado. Éste se basa en la movilidad individual, en el vehículo particular, que resulta no sustentable, ya que degrada el ambiente (por su contaminación visual y auditiva) y además produce congestión que incrementa la contaminación atmosférica e implica un costo adicional para los usuarios. De estas preocupaciones surge la búsqueda de una movilidad que sea sustentable, amigable con la sociedad y con el ambiente.

Si entendemos a la movilidad sostenible como aquella que nace de la preocupación de los impactos medioambientales y sociales, como la contaminación del aire, el consumo excesivo de energía - principalmente de fuentes no renovables como el petróleo -, la saturación de las vías de circulación y los efectos sobre la salud de la población, entre otros, la podemos resumir como aquella que busca satisfacer las necesidades actuales de transporte sin comprometer las necesidades futuras, reduciendo de forma drástica los impactos negativos de la concepción actual. De esta forma, se tiene como objetivo último la transformación de las urbes a ciudades sustentables. En aquellas se deben promover los modos no motorizados, especialmente para distancias cortas, como la bicicleta y la caminata. Para mayores escalas, se debe pensar en un sistema multimodal de transporte que permita vincular transporte público de gran capacidad con las modalidades no motorizadas.

En función de lo anterior, en este Lab continuamos con el análisis llevado a cabo en “Análisis de la movilidad alternativa en buenos aires” dónde estudiamos el flujo de bicicletas entre las distintas estaciones para el sistema de bicicletas compartidas de la ciudad de Buenos Aires. Así, vamos a focalizar el desarrollo en un análisis de evolución de la oferta y la demanda junto con un estudio de los tiempos de viaje y estaciones consideradas a fin de explorar la ampliación del sistema existente mediante la incorporación de nuevas estaciones.

En primer lugar, en la Figura 1 se observa una tendencia que muestra que los viajes crecen de forma sistemática cuando comienza la primavera, es decir se elevan las temperaturas, y por otro lado, se observa un estancamiento cuando se produce una disminución de las misma en época invernal. Favorablemente, la incorporación de nuevas estaciones en la red anticipa este comportamiento del usuario, incrementando el parque de bicicletas, evitando que se sature el sistema, y consecuentemente se producen, año a año, la incorporación de nuevos usuarios a la red.


Figura 1A - Evolución de viajes desestacionalizados e incorporación de estaciones desde el comienzo del sistema de Ecobicis en Buenos Aires.


Figura 1B - Variabilidad temporal del uso de las bicicletas del sistema. Análisis histórico, mensual, diario y horario.

Sin embargo, cabe preguntarse hasta qué punto es inteligente incorporar nuevas estaciones, y dónde deberían ubicarse éstas. Sobre lo anterior, vale mencionar que los medios no motorizados suelen emplearse, de forma consistente, para distancias de a lo sumo 5 km. En la Figura 2 y en la 3 se ilustra lo anterior.

Por un lado, se puede ver como las estaciones que se encuentra en la zona céntrica o cerca de accesos de medios de transporte de gran capacidad e interurbanos, como los ferrocarriles, son que tienen mayor cantidad de viajes, y a su vez suelen verse sobrepasados por la demanda. Por otro lado, en la periferia del radio previamente mencionado, la cantidad de viajes disminuye notablemente, indicando que si los viajes predominantes son hacia el centro, aquel es el límite geográfico para ampliar la red. Posteriormente debe contemplarse la posibilidad de realizar viajes multidireccionales y descentralizados con nuevos centros de atracción dentro de la misma ciudad.


Figura 2 - (Figura interactiva) Relación oferta-demanda de bicicletas públicas y correlación de tiempo de viaje con frecuencia de uso, según las estaciones.


Figura 3 - Histogramas de frecuencia para el análisis de tiempos de viaje y distancias recorridas.

Al probar diferentes configuraciones de estaciones de origen y de destino en la Figura 3, se observa que hay una mayor tendencia a realizar viajes con duraciones menores a los 20 minutos, es decir que este rango es el que posee mayores frecuencias. Aún más, a medida que aumenta el tiempo de viaje, la frecuencia disminuye drásticamente para todas las configuraciones origen-destino. Lo anterior refuerza la idea de que la bicicleta resulta el medio ideal para cubrir distancias cortas, menores a 5 km y que por ello a fin de desarrollar una ciudad policéntrica es necesario estudiar los flujos de circulación dentro de la urbe a fin de ampliar la red de estaciones por fuera del radio de 5 km. La Figura 4 confirma lo anterior y nos permite hacer un análisis visual de la vinculación entre estaciones y el análisis de destino desde ellas.


Figura 4 - Figura interactiva de la utilización de bicicletas para el sistema Ecobicis de Buenos Aires. Análisis por estaciones.

Como conclusión podemos decir que el sistema de bicicletas compartidas en grandes ciudades resulta una medida efectiva para mejorar el sistema de transporte en general y proporcionar un medio que complementario que permita integrar a la ciudad de forma sostenible.